aaaaaaaaaaaa
Inicio

Recorrido: circular.

Distancia: 6,4 kms.

Duracion estimada: 2 horas.

 

Esles es un pequeño pueblo de barrios con casonas montañesas y casas de indianos con un marcado sabor montañes. Esta rodeado de pequeñas lomas que antaño estuvieron destinadas a cultivos agricolas, hoy utilizadas con fines ganaderos. Orientado hacia el este, el valle de Esles se estrecha y asciende a una altura de 500 metros donde se sitúa el hayal de Esles hacia donde dirigiremos nuestros pasos. El hayal es una masa boscosa humeda y sombria en este caso algo degradado. Sin embargo, conserva unos impresionantes ejemplares de haya con caprichosas formas contorneadas.

 

Iniciamos el recorrido en el barrio “La Calle” donde comenzaremos el itinerario al Hayal de Esles. Lo primero que vemos es una hilera de casas con balconadas de madera y forja precedidas por una casa blasonada donde vivio un ilustre vecino el brigadier de marina D. Juan Antonio Gutierrez de la Concha y Mazon. Este destacado vecino ostento el cargo de regidor en el virreinato de Argentina. Ademas lucho contra las invasiones inglesas junto a Santiago de Liniers y Bremond que fue este ultimo Virrey del Rio de la Plata.

 

A nuestra derecha vemos un pilon o abrevadero y tomamos la carretera que sigue bordeando una finca de reciente edificacion. Seguimos la carretera hasta una pequeña bifurcacion donde continuamos hacia la izquierda. Poco a poco vamos subiendo en altura, ocasion para hacer un alto en el camino y recuperar fuerzas para contemplar una esplendida vision de los barrios situados al este de la poblacion. Pasadas varias casas a ambos lados de la carretera que discurre sinuosa, aparecen las primeras hayas que nos dan la bienvenida. La tercera curva de la carretera nos descubrira a nuestra derecha una pista forestal que nos adentrara en el hayal.

 

Nuestros primeros pasos por el hayal son detectados por el reclamo del arrendajo. Seguimos caminando por el hayal adaptando nuestros sentidos a las nuevas condiciones de luz y humedad que proporciona este singular bosque. Durante este trayecto disfrutaremos de las majestuosas hayas revestidas de un verde intenso, manto de algas y musgos.

 

Despues de unos metros de recorrido el bosque se aclara y lo dejamos a nuestra espalda siguiendo la pista entre prados y cabañas pasiegas. Durante un rato veremos prados cubiertos de helechos desde donde descenderemos a un cruce de carreteras. Aqui continuaremos por la carretera a nuestra derecha que desciende ligeramente entre explotaciones ganaderas. En este tramo tendremos una amplia vista del municipio de Cayon, de las sierras y montañas que lo circundan.

 

En esta bajada veremos a nuestra derecha un camino más estrecho bordeado de estacas, por donde continuamos descendiendo en zig zag entre casas rehabilitadas. Una vez lleguemos a la vaguada seguimos a la derecha continuando por una carretera estrecha que conecta con la carretera que sale desde Esles y por donde volveremos al barrio de La Calle.

 

Descarga el PDF de la Ruta (pincha en la imagen)

pdf

Accede al Perfil y Datos de la Ruta en Wikiloc (Plataforma especializada en Deportes y Naturaleza)

 

Recorrido: Circular
Distancia: 2,7 Km.
Duración: 1 hora y media

 

Nos situamos en el pueblo de Esles en el barrio el Cruce para conocer el conjunto arquitectónico de este enclave del municipio de Cayón. Vemos la finca Cotubín a nuestras espaldas y adivinamos detrás de la pared los ejemplares arbóreos catalogados por la dirección de montes como árboles monumentales, uno de ellos, una catalpa, se observa adosada a la pared de piedra de la finca. Después nos dirigimos al barrio Solatorre desde donde iniciaremos el recorrido hasta el manantial de San Jacinto sitio localizado en el cauce del río Suscuaja.

 

Caminamos entre fincas y explotaciones ganaderas por una carretera que nos conducirá directamente hasta la instalación potabilizadora del Plan Esles. La ETAP del Plan Esles abastece a todo el municipio de Cayón y además a Penagos desde el depósito de bombeo situado en Cabárceno. Presenta tres puntos de captación; uno de ellos es el manantial de San Jacinto, otro situado en el barrio Basconia y el sondeo en la ETAP. La estación potabilizadora realiza el tratamiento primario que consiste en desinfección, decantación y filtración.

 

Una vez hemos alcanzado la estación potabilizadora continuamos caminando por una senda sobre las tuberías que conectan la potabilizadora con la captación en el manantial. Durante este trayecto observamos castaños y hayas árboles que se entremezclan con sauces y alisos propios de orillas de cursos de agua. Así mismo la humedad facilita el crecimiento de musgos, helechos y plantas adaptadas a ambientes sombríos y alta humedad.

 

Llegado a este punto del trayecto vemos la instalación de la captación y el cauce del río Suscuaja que se encuentra encajonado en rocas calizas. En la época estival y otoñal el estiaje es máximo momento en el que se puede atravesar el lecho del cauce y observar las formas de las rocas en las orillas resultado de la erosión de las aguas torrenciales. Hemos llegado hasta el destino de nuestro camino de modo que volveremos retrocediendo nuestros pasos hasta el pueblo de Esles.

 

Descarga el PDF de la Ruta (pincha en la imagen)

pdf

Accede al Perfil y Datos de la Ruta en Wikiloc (Plataforma especializada en Deportes y Naturaleza)

 

Tipo de recorrido: Circular.

Longitud: 11,6 kms.

Duracion estimada: 3 horas y 15 minutos.

 

La ruta entre Lloreda y Esles nos descubre diversos paisajes de eucaliptales, manchas de robledal y fincas ganaderas en la ladera de la sierra de la Matanza. Desde esta posicion privilegiada observamos las praderas en la vega del Suscuaja salpicada de viviendas y fincas ganaderas por cuyos caminos descenderemos desde Esles de vuelta a Lloreda.

 

Lloreda fue importante en el s.XIX como cabeza de municipio. Descrita en un llano de la vega del Suscuaja, integraba a Esles y Totero. La arquitectura de sus casas blasonadas es un fiel recuerdo de aquella época en la que habitaron familias como Ruiz Obregón, Gonzalez Camino, Ceballos Obregón y Ruiz Barreda.

 

Esta población cuenta con una senda botánica que será nuestro punto de partida. Nos dirigimos hacia la derecha por el barrio el Valle paralelo al río Suscuaja desde donde cogemos una pista a nuestra izquierda. Después de unos metros tomamos la pista que asciende a nuestra derecha entre robles para subir de cota y caminar bordeando un eucaliptal hasta llegar al collado la Tejera.

 

Allí continuamos hacia la derecha hasta ver una pista de grava que asciende ligeramente, subimos por ella hasta enlazar con una pista forestal y continuar de frente. Cruzamos un puente sobre el río Suscuaja y subimos hasta llegar a la carretera que continua hacia Esles por el camino de la derecha. Llegamos al barrio El Cruce y por la carretera CA-619 veremos la finca La Cueva un edificio relevante por su finca y arquitectura.

 

Seguimos por un camino entre fincas que sube una loma, al llegar a una desviación vamos a la derecha y pasamos una granja. Después continuamos el camino de la izquierda entre instalaciones ganaderas hasta llegar a pasar por el arroyo Valamadero. Llegamos a la CA-618, la cual cruzamos para subir por un camino entre árboles que nos conducirá a una carretera entre fincas por donde descendemos directamente a Lloreda.

 

Descarga el PDF de la Ruta (pincha en la imagen)

pdf

Accede al Perfil y Datos de la Ruta en Wikiloc (Plataforma especializada en Deportes y Naturaleza)

 

Tipo de recorrido: Circular.

Longitud: 9,1 kms.

Duracion estimada: 2 horas y 15 minutos.

 

La ruta discurre por el monte Carceña destinado a cultivo forestal donde se sitúa la ermita de San Miguel, una pequeña iglesia que data del s. XII de transicion romanico a gotico. En esta ermita donde se profesa culto a San Miguel hay una antigua historia de su origen que cuenta como unos pastores vieron a un toro escarbar insistentemente en un lugar donde encontraron la imagen de San Miguel Arcangel. Su procedencia fue incierta aunque pudo ser enterrada por cristianos que la protegieron del avance de los musulmanes.

 

Nos situamos en la iglesia del Santisimo Cristo de la Penilla donde veremos un cartel con informacion de la ermita San Miguel del Monte Carceña. Comenzamos el camino dejando a nuestra derecha la iglesia de la Magdalena y continuamos por una pista rodeada de eucaliptales. Despues de superar una pronunciada pendiente llegamos a un cruce de pistas forestales donde hay un cartel que nos indica a nuestra izquierda la direccion hacia la ermita de San Miguel. Pronto veremos la silueta del abside romanico rodeado de praderias. En este tramo hacia el norte veremos la poblacion de Parbayon y hacia el noreste Peñacastillo y Santander.

 

Despues de admirar los elementos goticos y romanicos de la ermita con especial atención a los canecillos retrocedemos hasta el cruce anterior. Continuamos de frente para atravesar el monte Carceña. Nuestros pasos entre el eucaliptal nos llevaran descendiendo ligeramente hasta su termino donde descubriremos una amplia vista de Santander. En este punto dejamos a nuestra izquierda una instalacion ecuestre y continuamos hasta la Tejera. Este antiguo edificio creado en 1916 fue propiedad de Antonio Lavin que mantuvo la produccion de ladrillos y tejas destinados a la construccion durante mas de 50 años.

 

Continuamos pasando por debajo de la autovia del Cantabrico hasta llegar al casco urbano de Saron a la altura de la escuela infantil Gerardo Diego. Cruzamos la Avda de Torrelavega (N 634) hacia la estacion de autobuses donde nos dirigimos por la via verde de vuelta hacia La Penilla.

 

Descarga el PDF de la Ruta (pincha en la imagen)

pdf

Accede al Perfil y Datos de la Ruta en Wikiloc (Plataforma especializada en Deportes y Naturaleza)

 

Tipo de recorrido: Circular.

Longitud: 8,3 kms.

Duración estimada: 2 horas y 20 minutos.

 

Llegamos al barrio de la Iglesia para conocer una muestra del arte románico, la iglesia Nuestra Señora de la Asunción. Aquí hacemos nuestra primera parada para apreciar la arquitectura de esta iglesia fechada en el s.XII. La iglesia se sitúa junto a un monumental ejemplar de encina catalogada como árbol singular, de una altura de 18 metros y un perímetro de 6 metros.

 

Continuamos por la calle de la Garita y subimos por una carretera a nuestra derecha entre prados atravesando el monte Alto del Cagigal desde donde vemos la sierra del Somo y la sierra de La Matanza a nuestra izquierda. A medida que avanzamos el camino ignoramos las pistas y continuamos por la misma pista. Durante este trayecto podemos ver algunas manchas de robledales junto con pinos y eucaliptos.

 

El paisaje, salpicado de montes, encierra pequeñas lomas que nos deja adivinar la cabecera del valle del Suscuaja con el emblemática Hayal de Esles. Al llegar a una casa situada en el Campo de los Espinales comenzamos el descenso por un eucaliptal que va desapareciendo dejando lugar a un robledal.

 

A continuación encontramos un cruce de pistas y tomamos la que desciende a nuestra derecha durante este tramo vemos el valle de Cayón y a sus espaldas el macizo de Peña Cabarga. Pronto llegamos al siguiente cruce en el sitio llamado Corrillos. El camino que desciende hacia la izquierda sigue paralelo al arroyo Corrillos que desemboca en el Pisueña. Nos dirigimos al puente colgante para contemplar el cauce del Pisueña y después retrocedemos para volver a Santa Maria de Cayón nuestro punto de partida.

 

Descarga el PDF de la Ruta (pincha en la imagen)

pdf

Accede al Perfil y Datos de la Ruta en Wikiloc (Plataforma especializada en Deportes y Naturaleza)

 

Mapa

Gobierno Cantabria

Servicio Cántabro de Empleo

Ministerio Empleo y Seguridad Social

Unión Europea